Malotes

Como en el resto del mundo, en Cataluña hay gente pa to. Después de tanto héroe, de tanta gente sacrificada que se ha jugado la vida ayudando a los demás, de policías que salvan de morir a muchos inocentes abatiendo terroristas, aparece un atisbo de la vida normal, de las miserias y de la picaresca de siempre.

Mientras la calle en Barcelona era el trágico escenario de la muerte y el terror, la gente corría a refugiarse donde podía y se encerraba en las tiendas, los bares y en cualquier sitio que pudiese ofrecerle algo de seguridad. Así se llenó el famoso mercado de La Boquería de aterrorizados turistas que no entendían muy bien que pasaba y que hicieron que los pasillos y los puestos se quedasen pequeños para acoger a tanta gente. Pero no todo eran turistas, allí entraron también otros personajes de Las Ramblas, más caseros, más materialistas y menos glamurosos. La vida te da oportunidades que no hay que despreciar, así que metieron la mano en las cajas y retiraron las ganancias del día de varios de los establecimientos. Se encargaron también de recoger y llevarse algún bolso y los móviles que habían perdido en su huida los turistas. Fue ese pequeño residuo de la vida cotidiana que, dado lo que ha ocurrido, casi se agradece y se ve con simpatía. Los golfos de toda la vida de Las Ramblas son como los puestos de flores y de pajaritos, forman parte de la normalidad y es muy gratificante saber que estaban por allí. No sé si a los que les han limpiado la caja o se han quedado sin sus pertenencias les embargará esa misma sensación.

La Ruda es una asociación feminista catalana, de El Penedés concretamente, que reivindica el derecho a la mujer a ser malota, a ser diablesa en concreto. Están hartas de que solo los hombre quieran ser los protagonistas del infierno y representar en exclusiva al diablo en las fiestas de l’Arboç  y en Sant Quintí de Mediona. Los mancebos no quieren compartir sus satánicas orgías de fuegos artificiales, tracas y chispas, con las chicas de La Ruda, y ellas han izado la bandera feminista para reclamarlo, así es que, muchachos, se acabó el monopolio, a compartir el infierno. De hecho ellas han grabado un vídeo con sus cuernos demoniacos y sus barbas postizas, rememorando aquella escena icónica de la ‘Vida de Brian’ en la que se lapidaba a un blasfemo y solo los hombres podían lanzarle piedras, pero todos los lapidadores eran mujeres con barba. No obstante, el nombre del grupo, La Ruda, no es lo más recomendable para ser una diablesa, ya que la ruda es una planta con propiedades mágicas que ahuyenta el mal, así que quizá por eso los diablos no las quieren con ellos.

Con tanta carga de maldad y de terror que ha inundado Cataluña estos días, encontrar a estos malotes resulta francamente de agradecer. Sus fechorías no necesitan de héroes ni de abnegados ciudadanos.

La mani del sábado

Bueno, pues parece que poco a poco las aguas vuelven a su cauce, se van calmando las cosas y se vislumbra que hay vida más allá de Las Ramblas. Es cuestión de tiempo que, salvo los que han tenido la desgracia de ser víctimas de estos pirados, bien sean los heridos o los familiares y amigos de los que han muerto, al resto del mundo se nos vaya olvidando lo que ha pasado. El tiempo, es verdad, todo lo cura, a veces con una triste rapidez.

Los sentimientos no se pueden canalizar por los medios de comunicación, so pena de caer en un Sálvame o un Gran Hermano de la tragedia. Son algo íntimo, privado y muy personal, y aunque no es malo que se exterioricen, a mi me resulta un poco incómodo que se difundan constantemente imágenes, declaraciones o actos de gente que está dolida por lo ocurrido. Quizá sea raro, pero soy de los que piensan que los sentimientos no pueden ser colectivos, sino personales. Colectivamente se expresan otras cosas.

Más allá de todas estas elucubraciones, el próximo sábado se va a poner punto y final a los actos por las víctimas y contra el terrorismo, con una manifestación a la que van a acudir todos los ciudadanos, políticos, policías y demás, que así lo deseen, hasta el Rey. Como se ha convocado con tiempo, ya empiezan a aparecer las tiranteces habituales en estas marchas. ¿Quién irá a la cabeza?, ¿qué lema se va a poner?, ¿qué bandera?, y así con los gritos que se darán, el recorrido, etc. etc.

Destacado el desplante de la CUP a su Majestad Felipe VI. No irán si va el Rey porque que es un hipócrita que por un lado dice que está contra el terrorismo y por el otro mantiene relaciones de amistad y económicas con países que apoyan a los terroristas. Bueno, de la CUP siempre se espera alguna salida de pata de banco, pero podrían haber buscado otro motivo para darle caña al Rey, porque si por eso fuera, por hipocresía y por relaciones con países que apoyan al yihaidismo, igual no podría celebrarse la manifestación. Incluso, según ese criterio, no deberían ir al Parlament a sentarse en medio de tanta hipocresía, ni a los ayuntamientos, ni siquiera al Nou Camp, donde el flamante Barça, que es más que un club, lleva en su camiseta la marca de Qatar Fundation, que se encuentra en el ojo del huracán de los estados que dan soporte a Al Qaeda, a los Talibanes, a Hamas, etc. etc., lo más granado del mundo del atentado. ¡Cuanta falta de coherencia hay siempre en la política!.

Todavía va a dar para mucho esa convocatoria durante la semana, ya veréis como eso de que vamos todos unidos se va quedando por el camino en un periquete (que palabra más hermosa).

 

NOTA: Por cierto, ¿dónde están los presidentes de las autonomías españolas?. Yo no he visto a ninguno por Cataluña a arrimar el hombro, aunque sea por quedar bien.

Malas noticias

Lo que va conociéndose de los atentados de Barcelona y Cambrils no pinta nada bien. Como parecía en un principio, esto no es obra de unos cuantos terroristas que sienten de repente la necesidad de matar al infiel, sino que es una célula organizada, de una docena de integristas musulmanes, que venía planificando hacer tiempo cometer un atentado. Tenían intención de utilizar un explosivo que los expertos (¿) llaman la madre de satán, ya nos podemos imaginar porqué, y se hicieron además con más de cien bombonas de butano para reforzarlo, pero su falta de pericia hizo que les explotase al manipularlo y se llevase por delante a alguno de ellos en la casa de Alcanar, lo cual provocó ese cambio en el tipo de atentado y optaron por atropellar a la gente que transitaba por la calle con las furgonetas que ya tenían preparadas. Eran pues atentados que se estaban planificando hace tiempo y que se han llevado a cabo siguiendo el mismo patrón de todos los perpetrados últimamente en varias capitales europeas del atropello indiscriminado.

Además, según informa algún medio, la CIA había avisado, hacía dos meses, de que había muchas probabilidades de un atentado en Las Ramblas. Preocupante que ninguna de las fuerzas de seguridad que operan en Cataluña los hubiese detectado, y que ni siquiera tras la explosión de la casa de Alcanar, donde preparaban los explosivos, se pusiesen en marcha algunas medidas de protección en zonas turísticas concurridas y se inclinasen por la suposición de que el chalé era una laboratorio clandestino de drogas.

Está claro que en este caso no ha funcionado bien el mecanismo policial encargado de evitar los atentados yihadistas. Los terroristas eran muchos, eran inexpertos y chapuceros, tenían pocos medios y llevaban tiempo montando todo el tinglado que, además, atrajo a los mossos cuando se produjo la explosión accidental en Alcanar. Esto no se debería haber pasado por alto en un país en nivel de alerta cuatro que tiene un amplio dispositivo policial dedicado a evitarlo.

Si queremos saber qué ha fallado, solamente tenemos que escuchar lo que más se repite en los cientos de declaraciones que han emitido los medios de comunicación estos dos días: tenemos la mejor policía del mundo y estamos unidos frente al terrorismo. No por mucho repetirlo es cierto, sino más bien da la impresión de lo contrario.Leer más »

Mala suerte

Para los que les ha pillado en medio de los atentados de ayer en Barcelona y Cambrils, a los que han resultado heridos, muertos o afectados por el atropello masivo de Las Ramblas y del Paseo Marítimo, todo ha sido cuestión de mala suerte. Los terroristas de ISIS tienen un enemigo tan amplio que les da igual matar en una ciudad que en otra, a un español que a un americano o a un iraní, cualquier infiel es un objetivo que no se diferencia de los otros. Es cuestión de que se les brinde la oportunidad, lo cual no resulta difícil cuando se trata tan solo de alquilar un coche y arrasar a todo el que se cruza por delante o de apuñalar con un cuchillo de cocina a los desgraciados cuyo camino coincide con el asesino de turno. Todo en estos atentados resulta circunstancial, es la muerte en esencia, que pasa dejando su estela de víctimas.

Como suele ocurrirnos en este país, la realidad nos ha dado un meneo y nos ha mostrado que no hay que echar las campanas al vuelo. Los expertos (esos que aparecen siempre a opinar de cualquier asunto) nos venían diciendo hace tiempo que éramos los mejores en esto del terrorismo, que la experiencia de tantos años en la lucha contra ETA nos colocaba a la cabeza de Europa y que por eso había habido atentados en muchos lugares y aquí no. Pero no somos tan buenos, ayer lo vimos. De repente ha aparecido ante nosotros un entramado de terroristas que se movían desde Barcelona a Vich, a Ripoll, desde Alcanar a Cambrils, terroristas presuntamente organizados que han coordinado sus acciones para ser más eficaces y generar el mayor daño entre la gente, y que nadie se había enterado que existiesen.

Todos unidos, hoy, en la repulsa y la condena, en los actos que las autoridades han preparado. Pero esto solo dura unos cuantos días, las reacciones por los atentados duran cada vez menos y producen menos efectos en las sociedades occidentales. Decimos que hay que seguir con la vida cotidiana, que no hay que cambiar, que eso sería dar la victoria a los terroristas, pero lo cierto es que tras el impacto inicial, la frecuencia con la que desgraciadamente se repiten los atentados y la constatación de que son irremediables, hace que cada vez dure menos el efecto, positivo en este caso, de unirnos contra ellos en todos los frentes.Leer más »

Email a Juana Rivas

Estimada Juana,

Estés donde estés oculta, quiero enviarte este email, aunque para ser realistas ya no sé si estás a tiempo de rectificar. Hace unos días hice un comentario en este blog acerca de que podías estar mal aconsejada y que aunque todo el mundo parece que está de tu lado y te apoya, hace tiempo que estás adoptando una postura, desde mi punto de vista, equivocada.

Evidentemente no sé, al igual que el resto de los que te apoyan o te critican, si tienes razón o no en este litigio que has emprendido con tu ex pareja sobre la custodia de vuestros dos hijos. Hay algo cierto que es la condena por maltrato a tu ex marido, todo lo demás son vivencias que cada uno cuenta como le parece. Ya sabes, lo sabemos todos, que ante la justicia no hay que tener razón, sino que hay que tener la razón legal, que pueden coincidir o no, y el enfoque de tu caso se ha perdido en la utilización que han hecho de él los movimientos feministas desde hace mucho tiempo, en el que te has enfrentado primero con el padre de tus hijos por su custodia y después con el poder judicial por sus procedimientos y tiempos. Presionar a quien tiene que dictar sentencia es bueno si se hace en su justa medida, pero si te pasas y empiezas a incomodar demasiado y mediatizar el asunto, corres el riesgo de provocar una reacción contraria a la pretendida.

Sentirse arropado y protegido por tu entorno, por las organizaciones feministas y por tu pueblo, está bien, es confortable y se agradece, pero no te asegura el éxito, que al fin y al cabo es de lo que se trata. Que el TC te haya denegado el amparo por solicitarlo fuera de plazo es una muestra de que algo no se ha hecho bien y demuestra que estás envuelta en un asunto que, desgraciadamente, tiene más de legal que de humanitario. Ahora te quieren llevar a Estrasburgo para enfocar el caso en base a los derechos humanos. Nunca se sabe, pero me temo que tus hijos acabarán en Italia y tú, si no rectificas rápido, puedes terminar en un buen lío y hasta con una condena que puede apartarte más de ellos. Aquí no se trata de que haya una mártir, tú, sino de conseguir lo que tú querías, tus hijos. Al menos ese debería ser tu objetivo, pero no sé si es el de alguna gente que te rodea.Leer más »

Con papel de fumar

El día que Michelle Obama y su hija Sasha visitaron Granada fue el acabose. Se cortaron calles, se inspeccionaron locales, cloacas y monumentos, y unos hombres grandes como armarios que las acompañaban, identificables porque llevaban un sonotone en la oreja pero no eran sordos, mantuvieron a la gente, junto a la Guardia Civil, a una distancia prudencial de las Obama. Lo normal en estos casos. ¿Quién pagó todo esto?. Ya nos lo imaginamos todos, a medias entre los americanos y los españoles.

No hace falta ser una república bananera para entender que alguna prebenda tienen que tener los que ostentan el poder sobre los plebeyos que los mantenemos ahí, en las alturas. Tampoco pasarse, pero, recordando el regalo que comenté de los DVD de Juego de Tronos que le hizo Pablo Iglesias a Felipe de Borbón, no hay que obsesionarse con ser el más honrado del reino, porque el obsequio ha acabado en la sede de Patrimonio Nacional, sin abrir. Supongo que no habría pasado nada porque el Rey se los guardase en la estantería del salón del palacio, para esas tardes aburridas en las que Letizia se va al yoga, las chicas están en el cole y él se relaja tumbado en el sofá-trono. Estoy seguro que nadie se lo iba a echar en cara salvo los que ya le echan en cara cualquier cosa que haga.

Todo esto viene a raíz de las vacaciones del Ministro Dastis, que se ha ido a Ecuador con la familia para ir a las Galápagos a ver la fauna. Vamos, el clásico viaje corto y caro que cualquiera se monta cuando le toca la ONCE o es ministro o presidente de algo. Como es amigo del embajador en Ecuador, que para eso lo nombró él, pues se ha ido a pasar unos días a su casa y a compartir viejas andanzas. La casa del embajador resulta que es la embajada española y ahí empiezan los problemas. El Diario.es lo ha descubierto y ha publicado que no solo utiliza la embajada con toda su familia, sino que usan el coche oficial y el servicio, lo cual está prohibido por la ley del alto cargo. Incluso en una cena que tuvo Dastis con la canciller ecuatoriana, existe la sospecha, aún no aclarada por el Ministerio de Exteriores, que también asistió su familia y, lo que es peor, no se pagaron la cena.Leer más »

Juego de tronos

Voy a confesarme en público y declaro que nunca he visto Juego de Tronos. Nada de nada, ni un pedacito. Es más, cuando Pablo Iglesias le regaló la colección de deuvedés al Rey hace un par de años (¡cómo pasa el tiempo!), pensé, ¿dónde echan esto?, me había picado la curiosidad. Descubrí que estaba en una de esas cadenas de pago de Movistar, así es que nada, pasando del tema. Eso de bajárselas por los canales alternativos y tal, la verdad, si no es algo que me interese especialmente, me da pereza, aparte, por supuestísimo, de que es ilegal.

Desde hace un tiempo es alucinante la publicidad encubierta de la serie que aparece por todas las partes. Bueno, de encubierta nada, más bien levemente disfrazada de noticia. Ayer, sin ir más lejos, en El País, ‘Así se rodó la última batalla de Juego de Tronos’, en El Mundo, ‘Nueve películas españolas con estrellas de Juego de Tronos’, y así podríamos seguir por diversos medios y días, con noticias que no son noticia.

El caso es que estoy francamente preocupado por los espectadores que se incorporen a la serie, ya que dada su complejidad argumental y su longevidad televisiva, vamos por la séptima temporada, ¿cómo se pone uno al día para coger el ritmo y poder intercambiar opiniones con el resto de los seguidores que lo están?. Porque claro, son 67 capítulos de, pongamos una hora, 67 horas, que viendo 3 capítulos semanales supone casi seis meses de inmersión, teniendo en cuenta que además de ver la serie hay que acudir a las webs donde explican quien es quien y el porqué ocurren las cosas. Para cuando lleguen, ya habrá empezado la octava temporada, señor ¡qué sinvivir!. Eso sí, dicen que será la última, kaput, que ya está bien.

En el fondo, los seguidores de Juego de Tronos son todavía unos imberbes, porque Anatomía de Grey, la de médicos y enfermeras, lleva 14 años emitiéndose. ¡Cuánta gente se habrá ido de este mundo sin saber si el doctor macizo acaba echándose un polvete con la enfermera morenaza!.Leer más »

Tocar poder

Podemos de Extremadura ha entrado en el gobierno de la región, siendo así el primer círculo que llega al poder de una autonomía española. Ya apoyaban gobiernos del PSOE en otros sitios, pero no habían querido formar parte de ellos por considerar que los socialistas no eran merecedores de esa simbiosis, lo mismo que ocurrió a la hora de investir a Pedro Sánchez como presidente del gobierno de la nación y aquella negativa a apoyarle que tan frecuentemente se recuerda.

Los motivos para que Podemos no apoyase a Sánchez o no apoyase a otros socialistas, como Susana Díaz, en sus territorios, los desgranó ayer la andaluza Teresa Rodríguez que recitó toda la letanía de los pecados del PSOE desde la ley Corcuera hasta la OTAN y el GAL, pasando, claro está, por la reforma laboral y la corrupción, lo que da una idea de la buena memoria de Rodríguez a la hora de buscar motivos. Esperemos que dentro de unos meses no se haya olvidado de todo y se funda en un abrazo de gobierno con Susana, porque eso queda muy feo.

Algo así le ha pasado a Emiliano García Paje, el Presidente de Extremadura, que después de haberse negado a que Podemos y PSOE fuesen juntos a ninguna parte, por activa y por pasiva, acaba de nombrar a dos chicos de Iglesias para la vicepresidencia y una consejería de su gobierno. Hay que decir que se ve más alegría en muchos entierros de la que se vió ayer en el acto de los nombramientos y en el anuncio que Emiliano hizo a la prensa del acuerdo de gobierno. Está claro que a la fuerza ahorcan y que no le quedaba más remedio si quería seguir en el poder, pero es curioso que a mí me pareció que a los dos miembros de Podemos que entran en el gobierno extremeño se les veía un semblante más alegre, otra cara, quizá la alegría del que llega a la meta por primera vez y piensa que esto no ha hecho más que empezar.Leer más »

Los despojos del Popular

Lo más granado del buitrerío de los fondos de inversión lleva ya un tiempo revoloteando alrededor de la operación de compra del Popular por parte del Banco de Santander. Hecha la operación y tras recibir las bendiciones de Bruselas, que dice que todo ha sido perfecto y que ha cumplido con las leyes más exigentes de la competencia y de las otras (¿qué otra cosa  va a decir?), ahora toca sacar toda la caca que hay debajo de las alfombras.

Parecería más lógico mirar primero que es lo que ha llevado a la quiebra al Popular y que hay escondido entre las rendijas de los balances maquillados y estéticamente perfectos, antes de decidir si las cosas se han hecho bien y si hay que exigir responsabilidades a alguien de lo que ha pasado, pero como eso no le interesa a nadie, se ha decidido enterrar al muerto lo más rápido posible.

El mecanismo de resolución para el rescate bancario es un invento de los financieros de la UE para evitar que un banco se vaya a pique y haya que pagar a los depositantes con el Fondo de Garantía, lo que sería, además de imposible, una debacle que hundiría la economía comunitaria en otra recesión. Esto sucede, evidentemente, porque el sector bancario hace aguas por muchos sitios y aquellos famosos estrés test son la risa. Esta es la primera vez que se ha utilizado el mecanismo y como ocurre las primeras veces de cualquier cosa, ha sido todo un tanto extraño, excitante pero bastante improvisado, especialmente para los accionistas que de un día para otro vieron como se quedaban con una mano delante y otra detrás, sin saber porqué.

Blackrock, uno de esos buitres inversores, ha comprado ahora un paquete de pisos, hipotecas, créditos fallidos y otras joyas de la corona del Popular, lo que ha dejado al Santander algo más aliviado. La mitad de esta caca que empieza a venderse, eso sí, a precio de caca, se la llevan los de Rocanegra para especular con ella, joder el mercado inmobiliario y extorsionar a los inquilinos que haya por sus pisos y a los morosos recalcitrantes. Lo de como encajar la venta a precio de saldo en los balances del Santander no es problema, se valora como haga falta para que todo cuadre y ya está arreglado. Favor con favor se paga.Leer más »

Desmelenarse en tres actos y un epílogo

Acto primero

En Gijón, las socorristas de la playa han levantado ampollas entre las feministas. En realidad lo que ha puesto en pie de guerra a la Asociación de Mujeres Separadas y Divorciadas de Asturias es el revuelo que se ha montado alrededor del atractivo de las chicas. Comentarios en Twitter del tipo, ‘ALARMA EN GIJÓN: 10 paisanos ahogados en lo que va de mañana. Alguno hasta 2 y 3 veces’, al pie de la foto de una socorrista con un culo precioso, han hecho que Salvamento Marítimo les haya pedido a las chicas que se pongan pantalones en la playa. Como ocurría con el Generalísimo, vamos.

Acto segundo

El Instituto Vasco de la Mujer, Emakunde, está elaborando una lista de canciones libres de ‘violencia sexista’ para bailar en las fiestas de los pueblos. Lleva ya 200 recogidas, con lo que se asegura que en ningún momento, a lo largo de los festejos, se deje de escuchar la música apropiada. Dicen los de Emakunde que uno escucha mensajes machistas, raca, raca, y sin darse cuenta su cerebro asume como normal la degradación de la mujer y de ahí al maltrato hay un paso. Supongo que, caso de que haya alguna representación teatral, también se hará una recomendación de obras hechas por mujeres y que defiendan sus derechos. Nada de Shakespeare, nada de Otelo, por ejemplo, que acaba cargándose a Desdémona cegado por los celos. A la hoguera con esos panfletos.

Acto tercero

Conforme avanza este artículo, se aprecia que se va perdiendo la gracia de lo que se cuenta en él y este acto tercero ya no tiene ninguna. Juana Rivas, la madre de dos niños que se ha ocultado para no cumplir la sentencia que le obliga a devolverlos con su padre a Italia, tiene desde ayer una orden de busca y captura. El padre de los niños y expareja de Juana, tiene una sentencia por maltrato del año 2009 con una condena de cárcel y de alejamiento de ella. Posteriormente Juana se fue a vivir de nuevo a Italia con él y tuvieron su segundo hijo, pero un día ella decidió volver a Granada y ante la reclamación del padre por haberse llevado a los dos niños, interpuso otra demanda por maltrato en julio del año pasado intentado impedir así la entrega de sus hijos. Los que conocen al padre dicen que es una persona atenta y amable. Algunos de los que conocen a la madre no dicen lo mismo ella. Presuntamente las personas que asesoran a Juana para intentar frenar la entrega de los niños han elegido mal el camino con estas denuncias contra el padre, y podrían ser los responsables de que todo acabe con la entrega de los hijos y su marcha a Italia y con Juana en un serio aprieto ante la justicia por un delito de retención ilícita de menores.Leer más »