¡Viva la libertad!

Durante la noche del sábado al domingo pasados dos amenazas se cernían sobre nuestro país. Por un lado, un cohete chino que se desplomaba sin control sobre el planeta y cabía la posibilidad de que impactase en España, y por otro finalizaba el estado de alarma vigente desde el año pasado. El cohete finalmente cayó en el océano Índico y no pasó nada.

Como si fuese Nochevieja, las calles y plazas de nuestras ciudades se llenaban la noche del sábado de miles y miles de personas ávidas de celebración, de tirar petardos y de emborracharse, que es como se acostumbra a celebrar en España cualquier evento popular, en este caso el fin del toque de queda y del estado de alarma. Acompañó el buen tiempo y los jóvenes y no tan jóvenes, al grito de ¡Viva la libertad, viva Ayuso!, rompieron las cadenas que los tenían sujetos y dejaron bien claro la sociedad que desean para vivir.Leer más »

Händel & Schubert & Kubric

Sir Stanley Kubrick decidió allá por el año 1975 que iba a hacer una película bella, realmente bella, con una estética incomparable, e hizo ‘Barry Lyndon’. Anteriormente había metido dos goles cinematográficos con ‘2001 una odisea en el espacio’ y ‘La naranja mecánica’, con lo que se podía permitir una superproducción de muchos millones de dólares (dicen que doce millones de hace 46 años), y eso se nota, evidentemente. Utilizó en su cámara un objetivo Zeiss Planar de 50mm, con una apertura asombrosa de F/0.7,  tan luminoso que por primera vez consiguió filmar escenas con la tenue y cálida luz de las velas (hay que decir que a veces también con la ayuda de algún discreto foco). Cada escena parece sacada de una pintura inglesa del siglo XVIII, el color, la composición, todo, pero Kubrick decidió añadirles un punto algo excéntrico y en vez de planos estáticos utilizó el zoom para remarcarlas, algo que podría haber sido un desastre pero que en este caso funcionó excepcionalmente bien. La duración de la peli también fue excepcional, más de tres horas.

Pero como estamos aquí para escuchar música, tenemos que hablar de la banda sonora de Kubrick, que tradicionalmente ponía un cuidado especial a la hora de seleccionar los temas que acompañaban a sus películas, hasta el punto de que algunos han quedado unidos para siempre a las imágenes del director.

En ‘Barry Lyndon’ se trataba de ambientar las tropas con sus uniformes de colores vivos sobre los verdes campos, las escenas en interiores cálidos y recargados y los escarceos amorosos del protagonista, y Kubrick se decantó por música de la época.Leer más »

Los efectos secundarios

La vacunación avanza viento en popa a pesar de negacionistas y a pesar del miedo de mucha gente a esos trombos siniestros que se han llevado al otro mundo a unas cuantas personas. Está claro que con las estadísticas en la mano la posibilidad de morir por coronavirus, aunque sea muy baja, es mayor que la de morir por vacunarse. Las probabilidades, no obstante, no son las que empujan a la gente a hacer o no las cosas, porque solo hay que ver la cantidad de lotería que se vende y la probabilidad de que te toque es prácticamente nula, sino lo que lleva al personal a ponerse la vacuna es una intensa campaña de propaganda que abarca todos los ámbitos, desde el sector oficial a los medios de comunicación, pasando por científicos y personajes públicos, todos unidos para que la campaña progrese. Ojo, esto no quiere decir que vacunarse no sea una buena idea, sino solamente que no es una idea espontanea sino que proviene de los gobiernos que la entienden como la única posibilidad de salir de este atolladero del coronavirus. Los efectos secundarios de las vacunas se añaden a sus prospectos y los daños colaterales se asumen como mal menor y punto.Leer más »

Partidos-empresa

Esta es mi ideología, pero si no le gusta tengo otras. Ese debería ser el lema grouchiano que todos los partidos políticos tendrían que tener colgado en la puerta de sus sedes. Cada vez queda más patente que su finalidad solo es la de ganar elecciones, al margen de que para eso tengan que hacer de su capa un sayo y dejar a un lado los principios con los que nacieron.

En los partidos que llevan muchos años en el ruedo político es normal que se aprecie una evolución ideológica a lo largo del tiempo, porque la sociedad no es algo estático, pero alucina ver cómo de un día para otro se cambian programas y mensajes electorales buscando desesperadamente los votos. Hay que ganar elecciones, votantes, escaños, diputados, lo que sea y como sea. Un partido no es una oenegé altruista y desinteresada, sino que por su forma de actuar se asemeja más una empresa depredadora que tiene que copar el mercado para atesorar poder y beneficios.Leer más »

Los records de la COVID19

A trancas y barrancas, Japón está dispuesto a sacar adelante sus juegos olímpicos, aunque sea con un año de retraso. La fecha prevista es del 23 de julio al 8 de agosto de este año, así es que ya no queda mucho para asistir (los que asistan, claro) a unos juegos en los que se mezclarán deporte, espectáculo y pandemia, un coctel raro que no augura nada bueno. No obstante, el pueblo japonés es disciplinado y el tesón es una de sus características, por lo que si ellos no lo hacen bien nadie lo haría mejor. Solo hay que ver cómo andan trajinando con el reactor que petó tras el terremoto de Fukushima, con sus aguas radiactivas y sus grietas irreparables, un desastre que tienen previsto tener reparado dentro de treinta o cuarenta años. La paciencia también es otra de las virtudes japonesas.Leer más »

Los intelectuales madrileños

De nuevo Tezanos ha vuelto a dar una campanada mediática. Este hombre no sabe estarse quieto, no ha asimilado que es el jefe de Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), un organismo público que sirve para informarnos de lo que piensan los españoles y que, por lo tanto, tiene que ser imparcial y también parecerlo.

Además de director del CIS, Tezanos es director de otras cosas, entre ellas de la revista Temas, que es donde expresa sus opiniones sobre la vida, el universo y todo lo demás, lo mismo que hacemos otros en un blog, pero a otro nivel. Ponía de manifiesto en su artículo la escasa entidad intelectual de la candidata Díaz Ayuso, su pobre trayectoria política y la focalización de su campaña en el sector de los bares y tabernas. Mal por Tezanos por aparcar su imparcialidad para decir estas obviedades que ya sabíamos.Leer más »

Trombocitopenia

El cabo Francisco Pérez falleció el pasado día 24 de abril, diecisiete días después de ponerle la vacuna contra la COVID19. Es triste y da mucha pena que una persona de 35 años fallezca, pero si no fuese porque se trata de AstraZeneca y se trata de este minuto y resultado del coronavirus en el que estamos sumidos, ninguno de nosotros, que no conocíamos a Francisco de nada, nos hubiésemos enterado, lo mismo que no nos enteramos de las personas que fallecen cada día en España, una media de 4.000, por causas muy diversas.

Al funeral de Francisco han asistido la Ministra de Defensa y la Presidenta de Navarra, lugar donde residía el joven. Tampoco uno acaba de entender que haya representación institucional en el sepelio y menos de ese nivel. Supongo que la intención de las dos representantes del Estado ha sido demostrar que las vacunas, aunque como en este caso maten, son buenas para el conjunto de la sociedad, pero me parece a mí que de esta forma se consigue lo contrario, especialmente cuando las autoridades sanitarias están dando vueltas y más vueltas, sin acabar de decidirse, a sí se pone la segunda dosis a los cientos de miles que han sido vacunados con la primera de AstraZeneca. Hace un par de meses falleció una profesora en Málaga con síntomas muy similares a la trombocitopenia y a la hemorragia cerebral que han causado la muerte al cabo Francisco Pérez, pero en su caso no se apreció que fuese provocada por la vacunación. Quizá no había transcurrido todavía el tiempo necesario para reconocerlo, no lo sabemos.Leer más »

Bendito trabajo

No recuerdo ninguna época a lo largo de mi ya larga vida en la que los trabajadores hayan estado bien, incluso que no hayan estado entre mal y muy mal. El mundo laboral es complejo y en él intervienen agentes y factores que forman parte de un mismo todo, que sus intereses corren paralelos, pero que no reman en la misma dirección y no se fían ni un pelo los unos de los otros. Cuando uno coge su trozo de tarta el resto lo miran con mala cara pensando que se lleva una parte que bien podrían haberse llevado ellos.

Las empresas, los trabajadores, los sindicatos y el gobierno, forman un mix poco compenetrado a la hora de intentar organizar el mundo laboral. El pasado 1 de mayo vimos sorprendidos a un montón de ministras del gobierno encabezar codo con codo las manifestaciones de trabajadores, incluso a la Vicepresidenta encargada de la materia, todos con la vista puesta en las elecciones de mañana en Madrid. Me imagino lo que deben de pensar cuando vean estas cosas los cientos de trabajadores que están luchando porque no cierren sus empresas y que le reclaman al gobierno que haga algo  sin obtener respuesta. O esos parados que llevan años sin encontrar trabajo porque tienen más de 50 años y nadie hace nada para mejorar sus posibilidades para que una empresa los contrate.Leer más »

El Día de la Madre

(Para leer esta entrada hay que activar el modo coña a ON)

Tengo que reconocer que cuando uno llega a cierta edad le cuesta estar al día, no quedarse atrás anclado en el pasado, especialmente en la forma de pensar. Abro mi mente y pongo toda mi voluntad en comprender comportamientos sociales o personales, pero a pesar del esfuerzo hay cosas que no consigo asimilar del todo.

Estoy preocupado pensando si el Día de la Madre es una celebración machista derivada del patriarcado ejercido desde la noche de los tiempos por el cabeza de familia masculino, o es una fecha feminista que pone de relieve la labor callada de las mujeres que sacan adelante a sus familias sin que la sociedad se lo reconozca. Lo único que me queda claro es que es un Día que inventó El Corte Inglés y sus colegas para ganar pasta con esa estrategia comercial infalible de mezclar los sentimientos con los regalos. ¿Quién puede negarse a comprarle a su madre un detallito una vez al año? Ante eslóganes como ‘dar mucho, pedir poco’, ‘hoy te quiero más que ayer, pero menos que mañana’, uno se queda desarmado y corre a la tienda a comprar cualquier cosa envuelta en un packaging emocional adecuado para la ocasión.Leer más »

Una duda razonable

Nos hemos acostumbrado de tal forma a este minuto y resultado en el que seguimos la pandemia que ya solo nos fijamos en un par de cifras, los contagios y los muertos, y el resto se quedan para aquellos frikis que siguen (seguimos) las estadísticas del coronavirus como podrían seguir las del PIB, las de la vivienda, las del desempleo o cualquier otra de las que se publican periódicamente.

Hay una cosa que me tiene intrigado con el tema de los test que se hacen diariamente, los de antígenos y las PCR, de los que salen el número de contagiados que, evidentemente, son los que dan positivo. ¿A quién se les hacen esos test?. Lo digo porque la evolución diaria de los contagios es la clave sobre la que se basa todo el seguimiento de la pandemia, sobre la que se toman decisiones a la hora de imponer medidas restrictivas y la que está marcando el ritmo actual de nuestras vidas.Leer más »