Mr. Marshall

Bienvenido, ha llegado el señor que reparte el dinero, aunque en este caso sea una señora, bienvenida entonces Mrs. Von der Leyen, que nos anuncia un paquete de billetes como nunca habíamos visto juntos. Nada más ni nada menos que 140.000 millones de euracos para intentar poner en marcha la economía española que tiene que arrancar y pronto.

Habrá que devolver 63.000 millones, que no es moco de pavo aunque sea dentro de unos cuantos años, y del resto habrá que rendir cuentas a la UE, no nos los vayamos a gastar en chuches, pero la pela es la pela. El gobierno y los que se ven como beneficiarios del paquete de las ayudas están contentos, empresarios, inversores, bolsas, bancos, mercados y demás, aunque se supone que es a la ciudadanía a la que van dirigidos. La idea es que la UE le da el dinero a los gobiernos, éstos se lo dan a los bancos, los bancos a las empresas y éstas le dan trabajo a la gente. Por el camino cada uno se quedara un poquito de la pasta de la señora Von der Leyen y los currantes se quedaran con la suerte de poder trabajar a cambio de un salario. No hace falta ser muy espabilado para ver quién va a bailar con la más fea (o feo) y además tendrá que estar contento y aplaudir, pero así son el sistema y la sociedad en la que vivimos.Leer más »

Email al coronel Pérez de los Cobos

Buenos días, mi coronel,

Menudo revuelo ha levantado usía con su cese de la dirección de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid, casi como si fuese el del presidente del gobierno. Tan solo se me ocurre otro cese que habría levantado también una expectación semejante, el de Fernando Simón, aunque seguro que los que habrían puesto a caer de un burro al gobierno no hubiesen sido los mismos que lo hacen en su caso.

Se dice que detrás de su destitución en el cargo está un informe que pidió a su comandancia la jueza que está investigando sobre las responsabilidades de la autorización de la manifestación feminista del 8 de marzo. Se ha filtrado que no deja en buen lugar, precisamente, al Director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, y que también cuestiona el permiso del Delegado del Gobierno en la Comunidad de Madrid. Evidentemente esto no ha gustado un pelo al gobierno. El informe es secreto, pero ya sabe usted que en España eso no funciona nunca y todo se sabe cuando a alguien con poder le interesa que se sepa.Leer más »

Acostumbrarse no siempre es bueno

Los de VOX han salido a las calles montados en sus coches y motos, engalanados para la ocasión, con las banderas nacionales como acostumbran, para pedir la dimisión del gobierno. Lo mismo que piden algunos ciudadanos en sus ventanas tocando las cacerolas a las nueve en punto de la tarde. Lo mismo que pedían los vecinos del barrio de Salamanca en sus paseos al atardecer y lo mismo que en otras ciudades de España hacen otros vecinos. La derecha se moviliza.

Hay mucha gente que piensa que no es momento para darle caña al gobierno del PSOE y UP en medio de la pandemia y ante la crisis económica que se nos viene encima. Seguramente tienen razón, porque si en algún momento hay que hacer piña como país y evitar unas elecciones es en éste. Pero el gobierno no lo pone fácil con sus idas y venidas. No hay que ir muy lejos, un par de días, para ver como Pedro Sánchez echaba en cara al PP que para justificar su voto en contra de la renovación del estado de alarma mezclase asuntos que nada tenían que ver, pero a la vez se hacía público el acuerdo del PSOE-UP con Bildu para derogar la reforma laboral de Rajoy a cambio de la abstención del partido vasco en esa misma votación. No lo digo porque fuese Bildu, sino porque en este caso también ocurría lo mismo.Leer más »

La estabilidad

La Ley Orgánica 2/2012, de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera es la que regula la polémica reforma del artículo 135 de la Constitución, que a Zapatero no le quedó más remedio que modificar junto al PP para evitar el rescate de nuestro país en plena crisis del 2008. La finalidad de esta reforma fue que España pague a sus acreedores por encima de todo, caiga quien caiga, y que no se endeude más de lo que le marque la Unión Europea para evitar que haya impagos.

Curiosamente este año 2020 finaliza el periodo transitorio de entrada en vigor de esta Ley de Estabilidad Presupuestaria. Menos mal que la reforma del 135 de la Constitución dejó una puertecita abierta para que en ‘situaciones de emergencia extraordinaria que escapen al control del Estado’ los acreedores y el déficit presupuestario se pongan en la fila de los problemas, porque con el panorama que tenemos en España cualquiera se pone a cumplir hoy la Ley 2/2012.

Cuando se hicieron esas reformas las cosas no iban bien, pero nadie se hubiese imaginado que en pocos años iban a ir mucho peor. Nos encontramos hoy con que de una población activa de 26 millones de personas tenemos 3,5 millones en el desempleo y 3,5 millones en ERTEs, es decir, más de un 25% de parados a los que hay que añadir más de 1 millón de autónomos cobrando ayudas del Estado.Leer más »

Montajes alucinantes

La ópera es una de estas cosas de la vida que la amas o la odias, los términos medios no van bien con la ópera.

La creatividad intenta buscar combinaciones entre géneros distintos, fusión, perfomances, mestizajes, mezclas que, por lo general no merecen la pena y cuyos resultados no suelen perdurar. Allá por el siglo XV en Italia se empezaron a interpretar algunas obras musicales en medio de las representaciones de teatro y aquello parece que gustó al público hasta el punto de que a finales del siglo XVI se estrenó Dafne en Florencia, una representación de la tragedia griega que se considera la primera ópera. Pero Dafne se perdió en el tiempo y es L’Orfeo de Claudio Monteverdi al que le ha correspondido la medalla de ser la primera y la más longeva de las óperas, ya que se sigue representado todavía.

A la ópera le pasa un poco como al cine o al teatro, que se pasan las obras de moda y acaban oliendo un poco a naftalina. La música puede tener más capacidad de sobrevivir en el tiempo, pero los libretos, las letras, las historias, las escenografías, aguantan mucho peor. Es aquí donde aparecen los montajes contemporáneos de las óperas. Por un lado el deseo de atraer de nuevo al público para que vaya a verlas (o se compre el DVD) y por otro la creatividad impulsiva de algunos escenógrafos que están deseando dejar su huella en la historia de las representaciones operísticas, han empujado a la ópera a cambiar tanto que, a veces, no la conoce ni su padre.

Para gustos los colores, así es que también aquí, en los montajes novedosos de las óperas clásicas, hay quien los detesta y quien se queda alucinado. Yo creo, humildemente, que siempre es bueno dar una vuelta a las cosas y aprovechar la belleza de la música, del canto, y las posibilidades que ofrece la tecnología, para crear nuevos espectáculos. Luego ya cada uno que decida. Aquí van unas muestras.Leer más »

La bolsa o la vida

El sistema económico por el que todos nos regimos es el de la economía de libre mercado, que para dejarlo claro es el que siempre se ha llamado capitalismo. En él, la pieza clave de todo es la empresa, porque es la que genera riqueza, la que genera empleo y la que no puede fallar porque si no se va a todo a hacer puñetas. Pues bien, la bolsa, ese organismo etéreo que antes estaba en un edificio megalómano y ahora está en la nube, es el mercado donde se compran y se venden empresas. Digo estas perogrulladas para que aquel que piense que lo que pasa en la bolsa no le afecta entienda que está equivocado.

Cuando tuvimos la certeza de que el coronavirus iba a ser una bomba las bolsas de todo el mundo se desplomaron, pero se desplomaron de verdad, se fueron a tomar por el saco hasta el punto de que el IBEX bajó en un mes lo ganado en los últimos ocho años volviendo al valor que tenía en junio de 2012, perdiendo un 40% entre el 19 de febrero y el 16 de marzo de este año.

Al desatarse en marzo esta debacle, el gobierno, o mejor dicho la Comisión Nacional del Mercado de Valores, decidió blindar la bolsa contra los ataques de los tiburones que ven en este río revuelto su ganancia y prohibió temporalmente las operaciones a corto, que es algo que debería estar siempre prohibido porque altera el valor real de las acciones (si es que existe un valor real) y es el sumun de la especulación dentro de un mercado de especulación. Ahora la CNMV ya vuelve a permitir operar en corto y claro, en un mercado hundido, esto ha provocado que determinadas empresas vuelvan a caer todavía más.Leer más »

El próximo otoño

Nos hemos acostumbrado a este ritmo frenético que impone la pandemia en la toma de decisiones, tanto por parte de los gobiernos como en el ámbito personal, donde uno no sabe lo que va a ocurrir mañana y tiene que ir improvisando sobre la marcha. ¿Dónde pasaremos las vacaciones al mes que viene?, pues dios dirá, porque todo está cambiando cada dos días y nadie tiene ni idea de cómo va a poder viajar ni de lo que encontrará cuando llegue al destino. Planificar es un verbo que ya no se conjuga.

Pero debería hacerse, porque el mundo no se para y el gobierno tiene en el horizonte un panorama muy complicado. Ahora ya no le va a servir la justificación de que esto de la pandemia no lo vio venir nadie, que es algo nunca visto antes en nuestra historia, que los científicos son los que han tomado las decisiones, etc. etc., esa retahíla de escusas que nuestras ministras y ministros nos dejan caer un día sí y al otro también. Ahora ya sabemos de qué va la pandemia, el desastre económico que han causado las medidas para combatirla y como han hecho aguas sobre todo la sanidad y las residencias de ancianos. También sabemos que mientras no haya una vacuna o un remedio eficaz contra el virus, la enseñanza, los transportes o la justicia, por citar solo una parte de los estamentos del Estado, no van a poder funcionar tal y como las conocemos hasta ahora. Durante estos meses hemos aprendido un montón.Leer más »

Los motivos

Ayer sus señorías renovaron el estado de alarma con una geometría parlamentaria (qué pedantería ¿no?) diferente de la que votó la investidura de Sánchez. Quizá lo más llamativo fue el descuelgue de Esquerra Republicana de Cataluña, que está en un sin vivir entre ser de izquierdas y ser independentista, porque en el nombre del partido las dos cosas van bien, pero en la práctica queda muy feo que solo te importen los pobres si son catalanes (lo de republicana de momento solo sirve de adorno).

Rufián empleó un tono duro para explicarle a Sánchez el porqué no iba a apoyar esta renovación de la alarma, pero al igual que ocurrió con las intervenciones del resto de sus señorías los motivos que expuso no tenían nada que ver con el motivo de la votación. Es chocante que uno de los argumentos utilizados por los partidos en el Congreso para justificar su negativa a apoyar cualquier medida, se refiera principalmente a la incompatibilidad con los partidos que sí la apoyan. Ayer lo vimos en varias ocasiones cuando partidos de izquierdas e independentistas le dijeron a Sánchez que no le apoyarían porque lo hacía Ciudadanos, pero ellos no se sintieron incómodos votando en el mismo sentido que lo hacían Vox o el PP. Da la impresión de que si Ciudadanos quiere cargarse la legislatura, lo único que tiene que hacer es apoyar a Sánchez en cualquier cosa, los presupuestos por ejemplo.Leer más »

Arrimadas busca el centro

El nuevo viraje de Ciudadanos, ahora de vuelta al centro tras el fracaso electoral de Rivera y su marcha, vuelve a tensar al partido internamente y no está claro que las entretelas aguanten. Con Rivera se fueron algunas de las cabezas visibles, otras ya se habían ido antes cuando se produjo el giro a la derecha y otras se han ido después, Girauta lo hizo cuando Arrimadas apoyó hace un par de semanas la renovación del estado de alarma y Marcos de Quinto lo ha hecho hoy por lo mismo.

Desde Ciudadanos explican que han negociado su apoyo a la renovación del estado de alarma por quince días, que el gobierno quería que fuesen un mes, a cambio de una sede de medidas económicas y dejan caer que gracias a este acuerdo no habrá mesa de diálogo con los independentistas catalanes, cosa que el gobierno se ha apresurado a negar. Qué bien, qué alegría, esto suena otra vez a la ansiada normalidad.Leer más »

Sobresalientes

No será por falta de políticos. En este país los tenemos a espuertas, en activo, en primera fila, en segunda, en la reserva, a la espera, retirados, en suelo patrio o repartidos por el mundo, en fin, tenemos de todo tipo, clase, condición e ideología. Pero en este tiempo convulso que estamos viviendo, a pesar de la cantidad de políticos que están en el ajo, no hay ninguno que haya sobresalido especialmente por hacer las cosas bien, con cabeza y con una cierta altura de miras.

Sí que tenemos algunos padres de la patria que están sobresaliendo por su desatino, por ser unos cantamañanas y por pensar que este trance por el que estamos pasando es un buen momento para medrar, algo que todos hacen pero es un problema cuando se nota demasiado porque te pasas de sobreactuación. Seguramente la reina de la política de relumbrón es la señora Presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que desde agosto del año pasado que fue nombrada ha dejado un reguero de perlas de todo tipo que no ha cesado durante la pandemia. Hace unos meses contrató como jefe de su gabinete a Miguel Ángel Rodríguez, conocido como MAR, uno de los paradigmas del mal estilo en la política que viene de los tiempos de Aznar. Esto ya da una idea de por donde le gusta transitar a la señora Díaz.

La Presidenta madrileña ha decidido ser la number one de la escena de la pandemia y para ello utiliza el viejo método de culpar al gobierno de Sánchez de todo lo que ocurre, le da lo mismo que sea cierto o no, incluso le da lo mismo que su partido sea el responsable, como ocurre con la debacle de la sanidad madrileña o el caos de las residencias de ancianos, ambas competencia de la Comunidad de Madrid gobernada por el PP.Leer más »