Los socialistas extremeños

han apoyado una declaración del Parlamento autonómico de Extremadura pidiendo la aplicación del 155 en Cataluña, conjuntamente con PP y Ciudadanos, lo cual ha dejado un tanto descolocadas a las ministras y ministros de Sánchez y al propio Presidente, que no acaban de entender que los extremeños no apoyen su política de mano tendida con los independentistas, especialmente en este momento complicado en el que hay que sacar adelante los presupuestos generales y se va iniciar en breve el juicio por el 1-O.

La decisión de Fernández Vara, Presidente de Extremadura, ha causado malestar en el gobierno central, que además ya tenía la mosca detrás de la oreja ante la postura contraria a su política con Cataluña de García Page, Presidente de Castilla-La Mancha y Lambán, Presidente de Aragón, viejos barones socialistas que están alterados, especialmente después de la pérdida del PSOE del gobierno andaluz, ya que cuando las barbas de tu vecina Susana veas pelar …

Tampoco le ha gustado a Miquel Iceta la petición del 155 por parte de los extremeños y se pregunta qué pasaría si el Parlament catalán aprobase una moción sobre Extremadura. Pues pasaría que el Parlament ya aprueba mociones que se salen del tiesto de sus competencias, como reprobar al Rey o la Constitución, y genera la misma mala leche en el resto de los españoles que la que ahora le ha generado al PSC la de la petición extremeña del 155. Así vamos en el reino de las autonomías.Leer más »

Anuncios

La memoria perdida

Sin remedio. La izquierda de este país no tiene remedio y vuelve a repetir siempre los mismos comportamientos egocéntricos, cortos de miras, cicateros y que le han llevado históricamente a desintegrarse como el humo que se disipa en el viento (perdón por este arranque poético, pero es que me da pena que todo siga siendo igual).

La derecha, dicho esto de forma genérica y por tanto sin mucha precisión, representa los intereses consolidados del poder fáctico, es decir, sale siempre como ganadora porque representa a los ganadores. La izquierda, con la misma imprecisión de lo genérico, sale siempre como perdedora de la contienda política porque representa a la clase perdedora, a los que no han conseguido triunfar y quieren cambiarlo todo porque piensan que la justicia social brilla por su ausencia. Quizá sea por eso la diferente manera en las que unos y otros se organizan para conseguir sus objetivos.

Este fin de semana tenemos a los populares ensimismados en su congreso nacional para regenerar ideológicamente al partido (derechizarlo más), que a pesar de que Aznar y Rajoy le han metido una serie de meneos que lo han dejado un tanto frágil en cuestión de unidad, sabe hacer piña cuando de defender su hegemonía de derechas se trata. Por el contrario volvemos a ver a Podemos romperse por un extremo y ser incapaz de aglutinar las corrientes internas que se supone que están motivadas por la misma ideología de izquierdas, pero que no consiguen aunar esfuerzos sino todo lo contrario.Leer más »

Sí se puede (o no)

Tras el permiso maternal de Irene Montero y su vuelta al trabajo parlamentario, su marido y líder de su partido, Pablo Iglesias, tomaba el relevo y se hacía cargo de sus hijos como mandan los cánones de la igualdad. Antes de ayer, sin ir más lejos, la portavoza del grupo era entrevistada en una emisora de radio y explicaba que eso demostraba que es posible que sea cual sea la responsabilidad laboral, padres y madres compartan los permisos para criar a sus hijos. A las preguntas del entrevistador acerca de si Pablo Iglesias no se preocupa de lo que ocurre en la política española, ella respondía que evidentemente no vivía aislado pero que su ocupación principal eran sus hijos. No puede ser de otra forma porque de lo contrario sería un sinsentido absoluto que Podemos exija la igualdad en el permiso laboral por paternidad y maternidad y luego no ejerza lo que predica.

Mientras esto ocurría, ayer Manuela Carmena e Íñigo Errejón le daban la espalda a Iglesias y anunciaban una candidatura paralela a Podemos, Más Madrid, para las elecciones locales y autonómicas en Madrid. Traición o estrategia, todo depende de cómo se mire, que deja al partido sin tan apenas capacidad de reaccionar para buscar una alternativa que, en el caso de Manuela Carmena no va a producirse y en el caso de Errejón será complicada. Desde su retiro Pablo Iglesias ha escrito una carta abierta a los inscritos e inscritas que comienza diciendo: Nunca imaginé que iba a tener que interrumpir por unas horas mi permiso de paternidad por una razón tan triste…Leer más »

Intervenir tiene doble significado

En realidad es un verbo que tiene muchos significados y con sentidos bien distintos, pero para el caso que nos ocupa nos valen dos de ellos. Tomar parte en un asunto, es posiblemente el que más se utiliza y es el que nos sirve para describir la actividad de los dos presidentes que se han dedicado a exportar sus ideas por el extranjero, actividad internacional que se llama.

Joquim Torra, el President de la Generalitat de Cataluña, ha vuelto a visitar los Estados Unidos de Norteamérica en una nueva gira, esta vez por Idaho, California y Washington, amplio recorrido con la finalidad de seguir con la internacionalización de la causa independentista y el desprestigio de la España franquista, antidemocrática y opresora. Para ello ha intervenido en varios actos y reuniones con un alcalde de la pequeña ciudad de Boise, con la comunidad catalana de California y cuatro congresistas republicanos en la capital federal. De nuevo el President ha sembrado la idea de que su lucha es por la libertad y los derechos humanos frente a un estado opresor y de nuevo ha tenido que ser rebatido por el Cónsul español en San Francisco, al igual que ocurrió en su anterior gira por los USA en la que el por entonces embajador, Pedro Morenés, tuvo que rebatirle en público y en una situación tensa. Las intervenciones de Torra en estas giras tienen todas el denominador común de ser realizadas contra el estado del que forma parte y que se las paga y permite, todo ello en buscando dar publicidad al procés, más ahora que estamos a las puertas del comienzo del juicio por el 1-O, solo que en este caso la repercusión en los medios estadounidenses ha sido nula.Leer más »

¡Menudo palo!

Siempre sorprende la imagen de la sala del Parlamento Británico, antigua, pequeña, barroca y donde sus señorías se gritan, se increpan, se levantan o se sientan según les pide el cuerpo en un guirigay tan diferente a lo que ocurre en nuestras cámaras que cuesta entender que de allí pueda salir algo coherente. Pero llevan así cientos de años y parece que tienen bien ganada la fama de pata negra democrática, así es que tendremos que aceptar que funciona esa forma de hacer las cosas.

Pues bien, en ese ambiente tan alejado de la tradicional flema inglesa, a última hora de la tarde de ayer la premier Theresa May recibía una derrota tan abultada, que no por esperada resulta menos sorprendente. Hasta el ujier de la cámara debió de votar contra el acuerdo que ella defendía para un Brexit ordenado y amigable con la Unión Europea, nada menos que 432 votos en contra y solo 230 a favor, con la guinda de una moción de censura para hoy por parte de Jeremy Corvyn, líder de la oposición. De los que votaron en contra, más de cien eran del propio Partido Conservador.

Esta es la herencia que dejó Cameron con su ocurrencia de someter a referéndum una cosa de la que nadie tenía de puta idea de adonde podía llegar, no tanto por si el Reino Unido se quedaba o se iba de la Unión Europea, sino por cómo se iba gestionar la potencial salida, que iba a suponer para tanta gente que ahora está con el culo prieto y que coste iba a tener esa ruptura. Votar por votar lleva a estas situaciones, algo que no hay que olvidar nunca porque la democracia no es el bálsamo de fierabrás que todo lo apaña, ni mucho menos.Leer más »

Los presupuestos morados

La verdad es que casi nadie se cree que esto de los presupuestos acabe por solucionar alguno de los problemas que acucian a los españoles, pero sí que hay una profunda preocupación de que las partidas que contienen acaben por empeorar la situación de muchas personas. No me estoy refiriendo a estos presupuestos en concreto, sino que es una sensación que se repite cada año y que la provoca la experiencia de lo que viene ocurriendo.

La propuesta del gasto del gobierno del PSOE para este 2019 se centra en dos objetivos: la dependencia y la independencia. Ambos imbuidos por el feminismo transversal de rigor, las gafas moradas con las que ha dicho la ministra que se han hecho.  Por un lado hace crecer el gasto social de las partidas dirigidas a los que más dependen de la ayuda del Estado, mientras que por el otro hace crecer las inversiones destinadas a Cataluña hasta situarlas en 2.251,38 millones de euros, un 66,6% más que el año pasado. Ambos intentos por captar apoyos parecen un tanto desesperados, por una lado buscando a Podemos y por el otro a los independentistas, aunque ningunos de ellos han reaccionado de forma positiva ante las cuentas del gobierno. Irene Montero dice que han firmado un acuerdo y que en los presupuestos de Sánchez faltan cosas que mientras no estén impiden su voto a favor y los independentistas dicen que ellos tienen otras aspiraciones que no son el dinero y Puigdemont ha decidido que tampoco van a apoyarlos.Leer más »

Yann Moix

Escritor y presentador cincuentón de televisión, francés y sincero, excesivamente sincero para los tiempos que corren diría yo. Así es el señor Moix que se ha calzado unas declaraciones que han levantado un huracán de reacciones entre las afectadas. Dice Yann que se siente incapaz de que una mujer de cincuenta años le atraiga y le guste, que prefiere el cuerpo de una chica de veintitantos. Coño, claro, lo mismo que todo el mundo salvo contadas excepciones y aquí sí que me parece que hay igualdad entre hombres y mujeres. Yo no me suelo mirar en el espejo, pero las veces que accidentalmente veo mi imagen estoy seguro que una señora de cualquier edad preferiría una alegría con un joven veinteañero que con un servidor, así es que entiendo que a Moix le pase lo mismo con las chicas.

Al fin y al cabo solo somos un organismo complejo formado por células, enzimas, proteínas y toda esa amalgama que es la base de la vida orgánica en la Tierra. Todos esos fluidos y células compiten por sacar adelante sus intereses sin importarles mucho lo que les ocurre al resto hasta el punto de llegar a cargarse todo el organismo y perecer por su insolidaridad, como ocurre con el cáncer. Entre esta amalgama que llamamos cuerpo humano hay una parte dedicada a la continuidad de la especie, a la reproducción, las hormonas, que tienen tanta fuerza que son capaces de controlar todas las demás células, incluso las neuronas encargadas de racionalizar el comportamiento. Lo vemos cada día, en todo el mundo y en cualquier época. No en vano esa parte de nuestro organismo tiene encomendada la tremenda responsabilidad de que nuestra especie no se extinga. Quizá es por eso por lo que nos atraen físicamente personas jóvenes y bellas que sabemos que ni nos ven, que ni perciben nuestra existencia, inalcanzables, personas que para el señor Moix son las que merecen su atención. Pues allá él, porque es su problema.Leer más »

Aragonés coge marcha

Además de ser miembro destacado de ERC y Vicepresidente del Govern de Torra, Pere Aragonés se está revelando como el miembro del gobierno independentista más dispuesto a dar la cara ante los medios de comunicación no afines al procés, generalmente medios de fuera de Cataluña, para defender su postura y aclarar los criterios que mueven a los separatistas frente a la mano tendida de Pedro Sánchez, su invitación de dialogo y su petición de apoyo para aprobar los presupuestos generales de este año.

Esquerra está ahora por rebajar tensiones y por aprovechar el gobierno de Sánchez, tanto para sacar alguna ventaja económica para la Generalitat, como para que la sentencia de los imputados por el 1-O que están en la cárcel sea lo más leve posible y su probable indulto lo más rápido. Es por eso que Sánchez y Pablo Iglesias han intentado convencer a ERC y al PDCat para que no dejen caer el actual gobierno socialista y apoyen el presupuesto, porque en las próximas elecciones generales puede que la derecha vuelva al poder, esta vez con un toque de Vox, y la postura de Madrid frente a los supremacistas cambie a peor. Pere Aragonés dice que eso solo no les vale para apoyar al PSOE, que aunque está claro que él no desea que haya un gobierno de derechas en España, quiere que Sánchez se moje con el derecho a decidir y los presos para votar a favor de sus cuentas de este año.

No sé si el señor Aragonés ha mirado quien es su President y quiénes son sus socios en el Govern, pero si eso no es derecha que venga dios y lo vea, la Convergencia de los Pujol, el PDCat de Artur Mas, los Junts per lo que sea de Puigdemont, derecha catalana de toda la vida, vamos.

Los independentistas tienden a sacar una vara de medir diferente cuando miden lo suyo a cuando miden lo de los demás. Parece que si estás a favor de la República catalana ya no eres de izquierdas ni de derechas, ya eres es un ser puro hecho de luz democrática, pero si eres constitucionalista casi seguro que eres muy de derechas o ultraderechas, en el mejor de los casos de centro derecha, como el PSOE-PSC. Ocurre lo mismo a la hora de pensar que todos los partidos que están por la independencia tienen que ir unidos pase lo que pase, pero que el resto de los partidos catalanes o del resto de España no pueden hacer un frente común sin que estén atentando contra la democracia y, si me apuras, contra los derechos humanos.

Leer más »

Moreno Bonilla será presidente

Ya nos lo barruntábamos casi todos que el PP y Ciudadanos no iban a dejar que se les escapase esta oportunidad única que nunca antes había ocurrido en Andalucía, para darle puerta al PSOE susanista. Cuarenta años esperando son muchos años.

A los chicos de Rivera parce que les da urticaria rozarse con Vox, con la extrema derecha (es condición indispensable añadir esta coletilla cuando se habla de Vox), mientras los populares son menos tiquismiquis y se saltan el cordón sanitario para acercarse a los de Abascal, todo sea por la presidencia andaluza. Incluso escenificaron ayer ese apoyo para que Moreno Bonilla salga elegido presidente con la firma de un documento con Vox, eso sí, en una sala aparte de la que habían firmado el acuerdo con Ciudadanos que, como digo, huye de ellos como de la peste.

Tanto remilgo para aceptar que Vox tiene doce escaños muy necesarios en el parlamento andaluz y que van a poder utilizar para votar lo que quieran a lo largo de toda la legislatura no acaba de entenderse bien. Desde todos los partidos exigen que nadie pacte, acuerde, se reúna o tenga el más mínimo roce con la extrema derecha. Incluso desde nuestros vecinos franceses ha llegado algún aviso a Ciudadanos para que se mantenga alejado y cuide con las fotos. Se ve que las ideas que defienden Vox y sus partidos equivalentes europeos traen a la mente de muchos viejos tiempos que terminaron muy mal para Europa y el resto del mundo.Leer más »

El Intermedio

Hace muchos años que veo el programa de La Sexta porque me coincide con la hora de cenar y que suelo alternar con El Hormiguero de Antena 3 cuando colocan un soporífero bloque de diez minutos de anuncios que abarca desde media cena hasta el final. Hace ya tiempo que El Intermedio ha perdido la frescura del principio y se ha convertido en una repetición de si mismo, lo mismo que le ocurre a El Hormiguero en el que cada programa nos vende algo, un libro, una peli, un disco o lo que toca.

Hay noticias de actualidad sobre las que los guionistas de El Intermedio lo tienen complicado para hacer humor, porque son tan lamentables que no lo admiten ni medio bien, pero hay otras con las que se ceban, especialmente las referidas a los partidos políticos. Últimamente Vox resulta una buena cantera de bromas y chistes y ayer le dieron un repaso amplio, especialmente a sus propuestas contra el feminismo, en las que también incluyeron a la popular cercana a Casado, Isabel Diez, que había hecho unas declaraciones paralelas a las de Vox en las que manifestaba que ‘para ser mejor mujer no hay que ser feminista’. El Gran Wyoming miró a la cámara y dijo algo que me dejó mosca, dijo que cómo se puede ser mejor mujer sin querer la igualdad con los hombres y lo comparó con un afroamericano que no quisiese tener los mismos derechos que los blancos en los EEUU.

Me dejó mosca porque detrás de ese tipo de afirmaciones, que por otra parte se están dando frecuentemente como reacción a cualquiera que pone en tela de juicio el feminismo políticamente correcto, suponen que o aceptas los postulados feministas o eres machista, sin matices. Lo mismo que tienes que aceptar las políticas migratorias o eres racista, también sin matices. Es como si para amar al prójimo, ser honrado o no matar a nadie hubiese que ser católico apostólico y romano, porque de lo contrario ya eres un mal tipo que mata, roba, insulta y trata a sus semejantes como una alimaña. Yo, que de católico no tenga nada, no me considero así. De feminista veo que tampoco tengo nada.Leer más »