Aberri Eguna 2019

El Aberri Eguna, el Día de la Patria vasca, ha cumplido en 2019 los 88 años, que sin ser una barbaridad históricamente hablando, más si se tiene en cuenta que durante 25 años no pudo celebrarse porque lo prohibió Franco, ya es un periodo de tiempo que da para trazar un recorrido y hacerse una la idea de cómo ha evolucionado el nacionalismo vasco.

En la celebración de este año, Andoni Ortuzar, Presidente del PNV, ha avisado a los partidos que tienen el punto de mira puesto en la recentralización del estado, que de eso ni hablar y que ahí se van topar con ellos, porque intentar tocar el Estatuto de Gernika supondrá echarse encima al pueblo vasco, eso sí democrática y pacíficamente hablando. Para dejarlo más claro, Ortuzar decía que algunos partidos ‘han abierto el tarro de las esencias españolistas y el aroma que sale y lo que contiene no nos gusta nada. Es rancio, es excluyente, es involución, es sobre todo anti: antilibertad’. Que el presidente de un partido nacionalista critique a otros partidos nacionalistas parece un chiste y me trae a la cabeza una frase que es poco fina, pero muy acertada: ‘ningún cagao se huele’. Solo con cambiar una palabra y poner esencias vascongadas en vez de esencias españolistas, la frase la podría firmar Vox.Leer más »

Anuncios

La décima semana

Entre procesiones y viacrucis Marchena y sus compañeros magistrados del juicio del 1-O han trabajado un par de días y se han pillado un fin de semana largo, que hay que coger fuerzas.

Todavía han seguido declarando los miembros de las fuerzas del orden público que estuvieron el día del referéndum en los lugares donde se produjeron las votaciones que son ahora motivo del juicio, unos intentando evitarlas y otros, los mossos, intentando salvar el tipo entre sus paisanos. Parece mentira que hagan falta tantos testigos para que la Sala tenga constancia de lo que se puede ver directamente en decenas de vídeos, pero los protocolos judiciales son los que son.

El miércoles, quizá por la cercanía de las vacaciones, hubo cierto relajo en la sala y un poco de cachondeo cuando se dieron cuenta que un testigo que iba a declarar ya lo había hecho unos días antes y se habían confundido citándolo dos veces. Lo mismo ocurrió cuando otro testigo, policía, describía cómo frente a los colegios donde se votaba, los organizadores habían colocado en primera fila a niños y a personas mayores para impedir la intervención de las fuerzas del orden y cuando uno de los abogados defensores le preguntó acerca de la edad de esa ‘gente mayor’, el testigo explicó que tendrían unos 50 ó 60 años, lo que provocó alguna risa entre el tribunal y abogados, todos ellos de esa edad o más, e hizo que el testigo, al darse cuenta, se apresurase a pedir perdón por si hubiese ofendido a alguien. Es lo que tiene decir la verdad bajo juramento …Leer más »

¿Por qué Vox tiene tirón?

Solo le faltaba que la Junta Electoral Central le prohibiera participar en el debate de los vips de la política para ganar votantes. En España hay mucha tendencia a sentir simpatía por el débil, el marginado, el que va perdiendo, eso dicho sea en abstracto, es decir, sin que ello suponga poner nada de nuestra parte por el perdedor, ni esfuerzo, ni dinero. Es lo que pasa, por ejemplo, cuando vemos en la tele un partido de fútbol y nos da pena el equipo que pierde por 5 a 1, o una peli en la que al protagonista le ocurren todas las desgracias. Por eso Vox ya ha ganado el debate, se celebre cuando se celebre y vaya quien vaya, porque si hubiese podido debatir no habría conseguido más adhesiones de las conseguidas con su veto.

Como buenos populistas, a Vox le pasa como a los regalos bien envueltos, que no importa su contenido. En este caso envuelto con la bandera de España y con una estética patriótica y bastante retro, llega fácil a una parte importante de la población que añora viejos tiempos, pero también a mucha gente que no ha vivido más que en la democracia del PP y del PSOE y que busca algo más ilusionante. Gente que no vive toda en el barrio de Salamanca o tiene un cortijo en Andalucía, sino que trabaja de peón o en un camión de la basura. Porque a un buen regalo ideológico, sea del color que sea, hay muchos que no pueden, ni saben, ni quieren resistirse y no les importa lo que haya dentro.Leer más »

El mismo debate de todas las elecciones

Que si a dos, que si a cuatro, que si en TVE, que si en Atresmedia, con Vox, sin Vox, joder, ya estamos con el rollo este del debate en el que nunca acaba saliendo nada en claro y si algún votante indeciso es convencido por los argumentos de los intervinientes se lo tendría que hacer mirar.

El caso es que la Junta Electoral se ha venido a arriba y ha frustrado el montaje de Atresmedia, que había echado toda la carne en el asador para que se celebrase el debate en su casa y con la intervención de PSOE, PP, Ciudadanos, Podemos y, especialmente, Vox, que era la gracia. Hasta Pedro Sánchez y sus asesores estaban encantados con la presencia de Santiago Abascal porque pensaban que eso iba a desviar la atención hacia la falta de coherencia del partido de extrema derecha (dicho queda) y supondría una avalancha de votos para un Sánchez triunfador.

La decisión de la Junta Electoral, bastante incompresible por cierto, de que el debate se celebre sin Vox, ha dejado a Atresmedia frustrada pensando en el share que se les ha esfumado y al PSOE también frustrado pensando en los votos que creían que iban a cosechar. Mal, todos cabreados. Encima el Presidente del Gobierno dice ahora que mejor debatir en TVE, la tele pública, porque si no puede estar Vox, pues ya no merece la pena ir a Atresmedia, que aún así insiste en celebrar el debate sin Sánchez ni Abascal, seguramente para amortizar algo el gasto del plató y los equipos.Leer más »

Notre Dame de París

Como cualquier familia española con emigrantes en Francia mi madre tenía en la librería del comedor, junto a la televisión, unas figuritas de la Torre Eiffel y de Notre Dame que le habían traído sus hermanos de París, dos, uno de ellos huido de las tropas franquistas durante la guerra y el otro huido del hambre durante la posguerra. Eran los años setenta.

Por eso, cuando vi ayer como ardía por los cuatro costados la catedral, rodeada de turistas alucinados que no creían lo que estaba pasando, me dio la sensación de que una época estaba terminando entre aquellas llamas, especialmente cuando la aguja más alta caía derrotada por el incendio.

Los franceses son muy suyos, pero a base de turismo y de suvenires han conseguido que Paris parezca un poco de todos, incluso Donald Trump, ese presidente insensible al dolor ajeno, se sentía afectado por la quema y en un arranque de bomberismo recomendaba que un avión cisterna lo inundara todo de agua para apagarlo, cualquier cosa antes que perder esos novecientos años de historia pasto de las llamas.Leer más »

Pasión y muerte

Laicos y aconfesionales, los españoles seguimos dando vida a esto de la procesión. Esta semana, la Semana Santa, toca salir a la calle, calzarse el hábito y el capirote, y a darle al bombo y al tambor como si no hubiese un mañana. Igual da que sean las doce de medio día y haga un sol de justicia o que sean las tres de la madrugada y el fresco se te meta en los huesos, los cofrades penitentes y los turistas impenitentes se plantan en la procesión, pam, pam, parrapam, pam, dándole al tambor y a la corneta, tararí, tararí, mientras algún vocalista deja caer una saeta desde un balcón o desde el bordillo, ay, ay, por los clavos de la santa cruz.

Como hay gente pa tó, las playas y las montañas también se llenan de aguerridos turistas capaces de desafiar la climatología y jugársela saliendo de vacaciones sin pensar en que el caprichoso tiempo primaveral les vaya a jugar una mala pasada y haga que la inversión en unos días de placenteras vacaciones sea una ruina entre lluvia y viento, cuando lo que esperaban ellos era pillar moreno tumbados en la playita e incluso, en un arranque de locura, pegarse un chapuzón.Leer más »

Los próximos resultados electorales

Ya hemos aceptado que Vox va a sacar un número importante de parlamentarios en las próximas elecciones generales, probablemente más que todos los partidos nacionalistas juntos, lo cual, teniendo en cuenta la ley electoral española, supondría un número de votantes muy elevado, seguramente el doble que los independentistas y similares.

Junto a la aparición de Vox, el viaje a la derecha de Ciudadanos es otro de los aspectos que, aunque ya viene de atrás, estamos viendo en esta campaña electoral. El partido de Rivera, que comenzó siendo socialdemócrata (¿), llegó a un acuerdo de investidura con el PSOE, acabó gobernando en Andalucía con el PP y el visto bueno de Vox, y ahora está pidiendo reiteradamente a Casado una colación para hacer lo mismo en el gobierno central, ha dejado en el centro político un hueco importante de votantes indecisos que ya no tienen tan clara la diferencia entre meter en la urna la papeleta de C’s o la del PP. Son indecisos a los que nos les gusta Casado, no les gusta Vox y ahora no les gusta el amigo de ambos, Rivera.

Quizá por ahí puede entenderse el subidón del PSOE en las encuestas, por ese abandono del centro que ha efectuado Ciudadanos en busca del voto más conservador. Muchos españoles verían bien un gobierno de coalición entre PSOE y Ciudadanos que tendría otro tipo de estabilidad que la que pueden darle al PSOE Podemos y los partidos independentistas, incluso Sánchez lo ve bien, pero Rivera ha decidido poner la escusa del acercamiento que tuvo el gobierno socialista a Torra y buscarse la vida con el PP y, aunque no lo diga, con Vox.Leer más »

La novena semana

Es raro que a estas alturas del juicio haya sorpresas en las declaraciones de los testigos, pero una de ellas, por salirse del guión que cada uno lleva aprendido y ser espontánea, resultó más entretenida que el resto.

Uno de los testigos, miembro de la Policía Nacional, interrogado por el abogado defensor de Junqueras, Andreu Van den Eynde, al ser preguntado cómo desalojó la policía a los que estaban en uno de los colegios de votación, le respondió que eso ya lo sabía el señor letrado porque estaba allí en persona, lo vio, e incluso actuó como mediador entre la gente y la policía. Es curioso que un abogado estuviese junto al testigo en el lugar de los hechos, pero es que en este juicio los imputados, los testigos y hasta algunos de los abogados defensores han participado de una u otra forma en lo que se está juzgando.

La policía y la guardia civil vigilaban a los mossos y viceversa, porque nadie se fiaba de nadie y todos sospechaban de todos, un clima idílico de colaboración entre los cuerpos de seguridad del estado. Habrá que ver, si estos desencuentros quedasen acreditados en el juicio, que hará al respecto el gobierno de turno cuando reciba la sentencia del Supremo, porque hacer la vista gorda no quedaría ni medio bien y meterle mano al asunto es como adentrarse en arenas movedizas porque sabes que la cosa solo puede acabar mal.

Paralelamente al juicio, la magistrada de un juzgado de Cataluña ha terminado esta semana otra instrucción que abierta sobre el 1-O y ha imputado a 30 cargos de la Generalitat, empresarios y a los directores de TV3 y Catalunya Radio, a los que se imputa delitos de desobediencia, prevaricación, revelación de secretos, malversación y falsedad documental, y les impone una fianza de casi 6 millones de euros que es lo que se supone que costó la celebración del referéndum ilegal. Más leña al fuego.

Leer más »

Serlo o parecerlo

Es curioso observar como cada vez que hay un acto de Vox, de Ciudadanos o del PP en ciertos lugares que pueden considerarse territorio comanche de los independentistas catalanes, aparece un grupo más o menos numeroso de gente joven que al grito de fascistas, machistas o cualquier otro epíteto similar intenta reventar el acto mediante el acoso a los participantes, el escrache, los gritos o cualquier otro método que impida que puedan expresar sus ideas.

Se supone que las tres derechas de la plaza de Colón representan lo más reaccionario de la sociedad española, pero lo que hemos podido ver hasta el momento hace que los miembros de los grupos independentistas y antifascistas más extremistas estén a la cabeza en el ranking de la intolerancia y del supremacismo frente a todos aquellos que no coinciden con su manera de pensar.

Ser demócrata y defender la democracia no es precisamente etiquetar a los partidos de derechas de fascistas e intentar acallarlos sea como sea, a empujones o a gritos, sino más bien intentar convencer y vencerlos en las urnas. Mientras Cayetana Álvarez de Toledo, la candidata del PP por Barcelona, quería dar ayer una conferencia en la Universidad Autónoma de Barcelona junto con algunos otros anti-independentistas declarados, un tumulto de estudiantes antifascistas la rodeaban para impedir que se celebrase el acto. ¿Cómo puede uno autodenominarse antifascista y tratar de impedir que exprese sus ideas el que no está de acuerdo contigo, y menos en una universidad?.Leer más »

El tiempo nos dará la razón

a los que decimos que la generalización que el feminismo y sus seguidores hacen acerca de la violencia machista y todo lo que ello conlleva, es un serio error. Quiero pensar que el profundo deseo de evitar los repulsivos asesinatos de tantas mujeres a manos de sus parejas, exparejas e incluso desconocidos, ha impulsado toda la serie de medidas de diversa índole que se han ido tomando a lo largo de los últimos años, podríamos decir que desde la presidencia de Zapatero hasta ahora.

La creación de los juzgados especializados en violencia de género fue uno de los primeros pasos con los que se pretendía que los jueces, formados en ese ámbito de los delitos sexistas, dispusiesen de todas las herramientas legales necesarias para combatir a los delincuentes sexuales. Ahora bien, el problema reside en la forma de determinar qué casos tienen que ir a esos juzgados y que casos a los juzgados de ámbito general, porque la determinación de cuando un caso es violencia, así sin más, o es violencia de género, machismo o cómo quiera llamarse, supone juzgar previamente el hecho, lo cual lleva a un círculo vicioso difícil de romper. Ante esta tesitura, los responsables del momento, es decir, los legisladores, decidieron que toda la violencia que un hombre ejerce sobre una mujer con la que tiene una relación debe ser considerada violencia de género e ir a esa jurisdicción especializada, lo que presupone que los hombres siempre que ejercen violencia sobre las mujeres lo hacen por el único motivo del sexo.Leer más »